domingo, 30 de diciembre de 2012

La sabana santa de Turín

¿Nos encontramos ante el rostro de Jesús de Nazaret?

La Sabana Santa es una fina pieza de lino, donde se encuentra grabada la imagen de un hombre que fue crucificado. Esta reliquia esta ubicada en la catedral de San Juan Bautistan, en Turin (Italia), desde 1578.

Sobre la Sabana Santa se han realizado mas de 1000 investigaciones de todo tipo, esto hace que se convierta en la reliquia más estudiada de la historia. Tras todas estas investigaciones, algunos sostienen que esta tela fue colocada sobre el cuerpo de Jesús de Nazaret el día de su entierro, y que por lo tanto el rostro que aparece es el suyo. Y otros afirman que esta pieza pertenece a otro hombre de una época posterior.

Por su parte, la iglesia católica no ha querido mostrar su opinión respecto a la veracidad de esta sabana. Únicamente en 1958 el papa Pío XII autorizó la imagen como culto a la Santa Faz de Jesús.
Es cierto, que en la biblia se cita esta sabana de lino: José de Arimatea, hombre justo, y sin dificultades económicas recogió el cuerpo de cristo, y mandó cubrirlo por completo en un lienzo de lino. Y después procedió a sellarlo en un cripta. Mateo 27: 57-60 

Muchas son las similitudes entre la imagen de la sabana y las representaciones pictóricas tradicionales de Jesús. Algunos de los científicos mas importantes han estudiado esta pieza, y la NASA de Estados Unidos no iba a ser menos, sacando este retrato "robot", en base a la imagen que aparece en la sabana:

Resultados de la investigación:

Tras observar detenidamente la sabana, se puede apreciar la representación completa de un hombre, por delante y detrás, que murió en una cruz tras un sufrimiento brutal. Los diversos investigadores que examinaron esta sabana han sacado una serie de padecimientos que sufrió el hombre envuelto en esta sabana.

-La región de los ojos y cejas, tiene una serie de contusiones, probablemente producidas por puñetazos y palos.

-El cartílago de la nariz aparece roto y desviado hacia un lado, debido a una caída. Ademas tanto en la nariz como en las plantas de los pies y rodilla izquierda, se han encontrado restos de tierra de las mismas características que la de Jerusalen.

-La frente muestra más de 50 pequeñas y profundas heridas, producidas por una corona de espinas.

-La herida del costado tiene un forma elíptica del mismo diámetro de una lanza romana.

-En la espalda se pueden ver marcas de azotes, con un instrumento utilizado hace 2000 años y encontrado en nuestros tiempos mediante excavaciones.

Otras investigaciones realizadas con carbono 14 demostraban que el lienzo pertenecía a la Edad Media. Pero hoy en día no tenemos una conclusión exacta de si es el lienzo con el que envolvieron a Jesús de Nazaret, o si es de otro hombre que murió en las mismas circunstancias.


Fernando Cerro 31 de Diciembre de 2012


No hay comentarios:

Publicar un comentario