lunes, 15 de abril de 2013

Entrevista a Javier Pérez Campos




Javier Pérez Campos (Ciudad Real, 1989). Es un joven periodista que trabaja como redactor en el programa Cuarto Milenio (Cuatro TV) y Milenio 3 (Cadena Ser). Es autor de dos libros: “2012 Los enigmas del Apocalipsis Maya” y “En busca de lo imposible"

1. En primer lugar, ¿Qué tal estas Javier? Es un placer tenerte en el blog secretos de ultratumba.

Igualmente, gracias a vosotros. La verdad es que estoy en un momento interesante, lleno de trabajo y nuevos proyectos, y con mucha ilusión por afrontarlos.

2. Cuéntanos... ¿Quién es Javier Pérez Campos?

Un joven entusiasta que tiene interés por cosas que habitualmente pasan desapercibidas o no interesan, y que se hace preguntas constantemente. Y que, ante todo, disfruta siguiendo esa búsqueda de respuestas.

3. ¿Cómo comenzó tu pasión por el periodismo de lo desconocido? ¿Qué te llevo a dedicarte a este mundo?

Fue gracias al libro “Enigmas sin resolver”, de Iker Jiménez, que siempre hojeaba en casa de un tío mío cuando yo tenía 13 años. Ese libro tiene tanta fuerza, que despertó en mí la pasión por dedicar mi vida a investigar estos temas. Con 16 años llevé a cabo mi primera investigación en un edificio de Ciudad Real, y fue tal la emoción que sentí entrevistando a los testigos o pisando el lugar de los hechos, que inmediatamente supe que quería dedicar mi vida a eso.

4. ¿Cuáles fueron tus primeras andaduras en el mundo del periodismo? ¿Cómo te hiciste hueco para llegar a donde estas ahora?

Como te decía, desde los 16 años hasta hoy he dedicado cada día a perseguir y divulgar lo imposible. Buscando información, comprando libros, entrevistando a testigos, acudiendo a los lugares, colaborando altruistamente con programas de radio, páginas web y revistas. Siempre sin cobrar, por el mero placer de dedicarme a algo que me apasionaba. Por pura satisfacción. Pero para cualquier otro habría sido un esfuerzo, o un sacrificio. Para mí no lo fue, ni lo es ahora.
Y aunque en el momento no me daba cuenta, estaba haciendo el camino hasta llegar aquí. Quizá, esa ha sido la razón por la que he alcanzado mis metas; porque, involuntariamente, con paciencia, me estaba acercando a ellas. Sin exigir nada, siempre agradecido y manteniendo mi entusiasmo.

5. De todos los casos que te han tocado investigar ¿Con cuál te quedas? ¿En alguno has sentido especial miedo?

Me quedo con uno de los que me han mantenido en vilo durante los últimos meses. El del camping Los Alfaques. La investigación ha estado llena de “señales” que me han empujado a obtener datos que, de forma racional, nunca habría encontrado.
Tras el terrible accidente de 1978 son muchos los que se han topado allí con el misterio. De hecho, creo que es el caso español donde más testigos se han topado con lo mismo en el mismo lugar. No puede ser casualidad.
Ha habido muchas pesquisas que no he contado aún, pero podremos contar pronto…

6. ¿Qué es aquello que nunca falta en tu equipaje cuando emprendes un nuevo viaje?

Libros y documentación. Siempre que emprendo una aventura procuro llevar en la maleta toda la información del caso: artículos de prensa, entrevistas, libros, etc.
Me parece indispensable para entrar de lleno en la historia y poder así investigarla y después contarla con emoción auténtica.

7. ¿Cómo es el Javier que no vemos en televisión? ¿A que dedicas tu tiempo libre?

Últimamente a poco más que no sean investigaciones y trabajo de documentación...
Con los programas de Milenio 3, cuarto milenio y ahora que hemos empezado una nueva andadura, "al otro lado", en telecinco, es mucha responsabilidad. Es lo que pasa cuando tu trabajo es tu pasión. Apenas desconecto, siempre ando buscando temas, noticias, historias... Y siempre pensando en nuevas ideas y proyectos.
Pero disfruto mucho con el cine, es otra de mis pasiones. Además me encanta viajar, leer, y pasar el tiempo con buenos amigos (a los que últimamente, por razones lógicas, tengo un poco desatendidos... Jejeje).

8. Tan joven y con una gran carrera a tus espaldas, creo que eres el referente para la juventud que aún estamos estudiando y soñamos con ser periodistas algún día. ¿Qué consejos nos darías?

Soy malo dando consejos, pero puedo repetir el mejor que me dio en su día alguien a quien aprecio y admiro. Y es no perder nunca la ilusión. Habrá momentos en que alguien intentará (voluntaria o involuntariamente) que tires la toalla, que te dediques a otra cosa. Y siempre encontrarán buenas razones para ello: “hay otras cosas que merecen la pena”, “la cosa está muy difícil”, “eso no tiene salidas”… Yo las he oído todas. También he visto triquiñuelas de otra gente para intentar pisarte o evitar que llegues a donde quieres. Lo mejor, siempre, es no alejarse del camino, mantener la ilusión y apartarse de las trifulcas. No valen la pena y te quitan el tiempo que podrías dedicar a cosas que de verdad merecen la pena. Y, sobre todo, nunca hagas nada que vaya contra tus principios, ni te dejes llevar por el ego o el dinero…
En fin, a mí me sirvió de mucho, y creo que puede aplicarse a cualquier ámbito, no solo al periodismo.

9. En mi próxima entrada tratare el tema de la vida después de la muerte. ¿Qué opinión tienes sobre este tema?

Sinceramente, creo que esas experiencias son algo más que el simple producto de una reacción química que se produce en nuestro cerebro cuando entramos en coma… He oído testimonios de “experiencias múltiples” que pronto contaré también.
Y, de hecho, los grandes maestros han dibujado esas experiencias a lo largo de la historia, y también las han protagonizado personas de todos los ámbitos de la sociedad. Algunos ni siquiera tenían conocimiento del término “ECM”.
Ahora, el libro “Al otro lado del túnel”, un auténtico e inesperado best-seller, es la muestra de que en momentos de crisis (económica, política, social e, incluso, de valores), la gente se interesa por lo espiritual.
Como un último atisbo de esperanza.

10. ¿Y de la vida fuera del sistema solar?

Estoy completamente convencido. El universo es inimaginable, y es imposible que estemos tan solos. No creo que sean seres verdes y tengan antenas. Quizá sean microorganismos. Y hasta dudo que nos hayan visitado (aunque no lo niego).
En fin, quién sabe…

11. Tengo que felicitarte por tu libro “En busca de lo imposible”, después de leerlo me entraron ganas de salir por ahí en busca de misterios. ¿Qué se siente al pasar por una tienda y ver tu libro en el escaparate?

Se siente emoción y orgullo, pero no tanto como cuando leo comentarios como el tuyo. El hecho de que el libro te empuje a buscar misterios, es el mejor comentario que puedo escuchar. Y me lo han hecho muchas personas… Muchos han sentido esa emoción, esa necesidad de involucrarse en una aventura similar. Yo te animo a que des el salto, a que salgas a buscar el misterio. Puede estar en cualquier parte. Quizá un recorte de prensa te cuente unos hechos y un lugar. A partir de ahí coge el mapa, ubica ese sitio y coge el coche. Pregunta a los testigos, anota cada detalle, intenta armar la historia como si fuera un puzle, buscando más información en la hemeroteca... Te puedo garantizar que cuando llegues a casa sentirás una emoción única. Y acabarás repitiendo. Quizá para el resto de tu vida.

12. Y por último, sabemos que el próximo mes de junio sale tu tercer libro “Los ecos de la tragedia”, ¿nos puedes adelantar algo?

Es un libro muy personal, más incluso que “En busca de lo imposible”, pues en este caso es casi un monográfico en el que cuento mi proceso de obsesión, y esa búsqueda de testigos, las casualidades que arrojan nuevas pistas, los intentos por silenciar a base de sutiles amenazas, la aparición de coches sin luces con extrañas intenciones… Y las apariciones como portadoras de un mensaje, clamando algo para no caer en el olvido.
Es una historia que apareció en mi vida casi por casualidad, y que, sin embargo, durante meses se ha convertido en mi leit motiv. En una especie de misión personal.
Saldrá el 25 de junio, y que la editorial Planeta haya confiado en mí y en el proyecto, es de agradecer.

Has sido muy amable Javier, te agradecemos habernos dedicado parte de tu tiempo y desde secretos de ultratumba te deseamos lo mejor. Un saludo.

Gracias a vosotros, ha sido un placer.
¡Un saludo a todo el equipo, y a los lectores!

jueves, 11 de abril de 2013

Desaparecidos en el triangulo de las bermudas

¿Quién no ha oído alguna vez hablar de la desaparición de aviones y barcos en esta zona? Y que incluso las rutas de vuelo tienden a evitar pasar por allí porque un gran campo de gravedad te absorbe... A continuación tratare de explicar de forma breve todos los misterios que encubren esta misteriosa zona.


El triangulo de las bermudas (Conocido también como el triangulo del diablo) es un área geográfica formada por un triangulo equilátero, las tres puntas del triangulo las formas: las islas bermudas, Miami y puerto rico.

En este lugar se han producido centenares de desapariciones de barcos y aviones, hay incluso quienes creen que es una puerta a otra dimensión. Hay muchas teorías sobre estas desapariciones pero aun no se tiene una respuesta científica que explique estos sucesos.

 Lo que sí conocemos con toda seguridad, es que barcos y aviones que cruzaban el atlántico por esa zona, hoy en día, se encuentran en paradero desconocido. De estas desapariciones no se ha podido recobrar ni un solo cadáver, ni ninguna prueba, ni siquiera un fragmento de los barcos y aviones desaparecidos. El tema sigue aun siendo un debate entre creyentes y escépticos.

Hay montones de teorías, las que gozan de mayor aceptación entre la población son las más fantasiosas, aquí van algunas de ellas:

-Ovnis: Se piensa que el triangulo de las bermudas es una zona con presencia alienigena y que abducen a estos seres humanos para ser objeto de estudio.
-Monstruos marinos: Otra teoría es la de los monstruos marinos, desde pulpos gigantes a animales desconocidos pueden ser los causantes del hundimiento de los barcos.
-Un salto en el espacio-tiempo: hay quienes dicen que puede haber un agujero espacio-temporal por el que los barcos y aviones han podido ser transportados a otros universos.

También tenemos explicaciones un poco más racionales, que aunque no explicaran todas las desapariciones, sí parte de ellas:

-Efectos climatológicos: se conoce que es una zona con grandes vientos y numerosos huracanes se forman sobre sus aguas.
-Piratería: Se piensa que la piratería podría ser la causa de muchos hundimientos de barcos, pero no podría explicarse con esto la desaparición de aviones.
-Electromagnetismo: en el triangulo de las bermudas podría haber propiedades particulares en el campo magnético que podrían desorientar brújulas y aparatos de navegación.

Hasta la fecha se han registrado más de 50 barcos y 20 aviones que han desaparecido sin dejar rastro en esa área del océano atlántico.

Incidentes más conocidos en el triangulo de las bermudas:

-Vuelo 19: Un escuadrón de cinco bombarderos de la marina de EEUU, salieron de un puerto de Florida a una misión de entrenamiento con muy buenas condiciones meteorológicas. Transcurrido un tiempo ninguno de estos cinco bombarderos regreso. Se envió un avión de recate y búsqueda a por ellos, y este tampoco regresó. El misterio se incremento al conocer el informe de accidente que publico la marina donde atribuyo el incidente a <<Causas o razones desconocidas>>. Hasta la fecha no tenemos ni rastro de estos aviones.

-USS Cyclops: Este navío EEUU con 308 navegantes a bordo se perdió sin dejar rastro, no envió ninguna transmisión de algún problema, simplemente desapareció.

-Génesis: El más reciente es el hundimiento del carguero Génesis en 1999, con una carga de 465 toneladas, tras su hundimiento se realizo una gran búsqueda sin éxito.

martes, 2 de abril de 2013

Juan Pablo I. ¿Muerte natural?

Aprovechando el reciente cambio de papa, he decidido tratar un tema que la iglesia mantiene en la oscuridad y del que se intentó alejar lo máximo posible. Este tema es la muerte de Juan Pablo
I.

El 26 de Agosto de 1978 salió elegido como papa de la iglesia católica, y tan solo 33 días después fue encontrado muerto en su dormitorio. La versión oficial dice que murió debido a un infarto en su cama.

El cadáver del pontífice fue hallado por una religiosa encargada de las tareas domesticas, según dijo, Juan Pablo I en el momento de su muerte estaba en su escritorio con unos papeles en la mano y con las gafas puestas. Un poco raro ¿verdad?... No es normal que una persona que ha sufrido un “ataque” cardiaco muera tan mansamente mientras leía unos documentos. Además... ¿Por qué la iglesia nos dice que ha muerto en su cama cuando en realidad murió en su escritorio?

Se comenzó a conspirar sobre un asesinato por parte de la iglesia ya que Juan Pablo I pretendía realizar unas reformas como la clarificación de las cuentas vaticanas, la restructuración del banco vaticano y la lucha contra la mafia y la masonería, algo que, sin duda, a la iglesia no le interesaba ¿Por eso quizá quiso quitárselo de en medio?

Se armó un gran revuelo en la opinión pública, ¿Por qué no realizar una autopsia y desmentir todos los rumores en torno a su muerte? La iglesia alejó  la posibilidad de que no le realizaran una autopsia, ya que la familia del pontífice se negaba a ello, pero un benedictino que trabajaba en la secretaría del estado afirmó que, tras su muerte, fue sometido a una autopsia secreta donde se diagnosticó que Juan Pablo I murió por una dosis altísima de vasodilatadores recetadas esa misma tarde por su médico personal. Poco más tarde, su médico personal negó en una entrevista que le recetara tales medicamentos al pontífice.

Sin duda, una muerte rodeada de misterio y secretismo. Las teorías conspirativas concluyen con que no se trata de una muerte natural, sino que fue asesinado, probablemente envenenado (con vasodilatadores), ya sea por la mafia, la masonería o por sus propios enemigos dentro de la Santa Sede.

Para el vaticano, la muerte de Juan Pablo I es un caso cerrado desde el 29 de septiembre de 1978, pero para muchos el caso aún sigue abierto. Coméntanos tu opinión ¿Muerte natural o asesinato? ¿Beneficia a alguien hoy en día este secretismo?

Fernando Cerro 2 de marzo de 2013